Las historias de los emprendedores son similares, un día se deciden a trabajar en una idea, son persistentes y después de varios desatinos, logran el éxito. La única diferencia es el tipo de mercado en el que se desarrollan y los retos que enfrentan en el camino; además, cada emprendedor tiene en común la disposición para mejorar, cuentan con la mente abierta para aceptar los retos del mañana y piensan que los tropiezos son tan sólo un escalón para conseguir sus objetivos. ¡A continuación conocerás una nueva historia! Pro-DERMIS Costa Rica