Te hace sentir bien, verte bien, porque la imagen siempre cuenta aunque pienses que no.  Seas profesionista, estudiante, o en tu vida cotidiana, si te sientes bien, te ves bien.  Y si amaneces en pants, sin peinar y no tienes orden en tus comidas, seguramente tus energías no serán las mismas, por lo tanto tu actitud se verá reflejada negativamente y así sucesivamente.

Por qué creo que la imagen cuenta para tu comportamiento y resultados del día? Por que creo que la energía que emites te ayuda a tener un día bueno o malo.  La ley de la atracción

Haz un experimento:  levántate en la mañana, sin peinar, sin bañar, y en unos sucios pants, y ve a un centro comercial y pide ser atendido.

Seguramente no te van a atender igual que si fueras bien vestido. Esto es  injusto pero real.  Y al revés es lo mismo, por que el que te dejó de atender, no sabe qué tal vez tienes un alto poder adquisitivo y vas a comprar media tienda. Para él sería injusto, pero real.

La primera impresión determina lo que  las personas opinen de tí:   OJO….. no estamos hablando solamente de la apariencia física o la ropa que llevas, hablo de si tu cuidado personal es impecable, si te ves bien peinado, los dientes brillando de blancura y sin mal aliento, tu cara fresca, tu ropa pulcra y en orden, tus zapatos limpios y bien mantenidos.

Hay que tener cuidado que tu lenguaje corporal no mande señales erróneas:  bostezar para que parezca que estás aburrido cuando alguien habla contigo,  que tu forma de hablar sea apropiada con un tono normal, no gritar ni tartamudear, tienes que ser coherente.  Tu  actitud tiene que  reflejar que sabes lo que quieres, a dónde vas y que conoces lo que esperas de los demás.

Podrás  conseguir el trabajo que quieras. Podrás lograr la cita con el cliente importante que tanto deseas. Podrás cerrar la cuenta más exitosa, que te dediquen el tiempo  que tu necesitas  y que te promuevan profesionalmente.

Tu no sabes qué el día que un cliente te hizo explotar y perder la cordura, la persona que tiene el poder de promoverte pueda pensar que no eres apto para manejar gente o para atender al cliente más importante.

La imagen que provoques, va de la mano con las relaciones que fomentes y de la mano del conocimiento que tengas de tu empresa o tu producto.

Todo esto te puede llevar o no al éxito en conseguir lo que quieras en la vida, un buen marido, un buen trabajo, un buen cliente, una buena relación…