Modificar las recetas que nos suelen agradar y prepararlas por nosotros mismos puede hacer verdaderos cambios en nuestra salud.  Para aquellos que gustan de lo dulce esta mermelada casera es ideal, libre de azúcar añadida y con aporte de grasas saludables.

Además es una forma de aprovechar las frutas algo maduras por ejemplo las fresas, por lo que también evitamos así desperdiciar alimentos.

En esta receta se incluye la chía, un súper alimento destacado por su aporte de omega 3, aproximadamente dos cucharadas (30 gramos) de chía aportan 138 kcal, 9.8 gramos de fibra, 8,7 gramos de grasa y 4.6 gramos de proteína. Gracias a su capacidad de absorber agua se puede utilizar también para espesar.

La mermelada se puede utilizar como topping para pancakes, para untar a las tostadas o para acompañar alguna preparación con avena, no hay combinación no válida. Se necesitarán solamente los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de fresas
  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • Sustituto de azúcar al gusto

Preparación:

  1. Lavar y cortar en trozos las fresas.
  2. Cocinar los trozos de fresa hasta que hiervan.
  3. Majar algunos trozos de fresa para darle la textura de mermelada.
  4. Añadir las semillas de chía.
  5. Revolver a fuego medio de forma frecuente hasta obtener la consistencia deseada.
  6. Añadir sustituto de azúcar al gusto.
  7. Revolver y dejar enfriar.
  8. Colocar la mezcla en un envase de vidrio.

Simple, rápido y sano!

La autora de la columna es:

Dra.Stephanie Monge Gómez

Email: nutricionsmg@gmail.com

Nutricionista Stephanie MG