Al convertirnos en dueños de negocio, es fácil perder la perspectiva y dejarnos envolver por el día a día.

Es por eso que hoy te traigo un gran consejo que te mantendrá en el camino de la mejora continua y crecimiento de tu negocio: “Mira tú negocio desde arriba”.

¿Qué significa esto?

Es mirar el negocio con los ojos de los clientes, de las personas externas a tu empresa.

Tener una mirada neutral, diferente y sobre todo, crítica, hacia lo positivo, hará que estés siempre buscando cómo mejorar y encontrando nuevas soluciones, creando, implantando la novedad en tu emprendimiento.

El día a día consume, sin embargo, si deseas aplicar este principio, deberás dejar un espacio en la agenda diaria o semanal para sólo mirar y pensar cómo lo vas a mejorar, qué debes cambiar, qué pueda dar más a mi cliente.

Mirar desde arriba te dará una perspectiva tan diferente y completa, que hará que el negocio de pasos de gigante al crecer.

Si se te hace difícil hacerlo sólo o sola, busca apoyo con familiares, equipos de trabajo, procedimientos con lluvias de ideas, etc. Cada quién usa el método que más le conviene, lo importante es mirar y actuar, evaluar y corregir, detectar y modificar.

Espero que este consejo aplicado sea muy útil para vos al emprender y sobre todo que te de un aire, un respiro al tratar de proyectar e impulsar tu idea de negocio.

Ana María Alfaro Gamboa

Licda. en Contaduría Pública, Emprendedora y Mentora para Emprendedores.

Fundadora de You Pura Vida