Mis sueños en juego, lo voy a intentar de nuevo. ¿Qué implica esto? ¿Tirar todo a la basura y comenzar de nuevo? ¡No! No puedes tirar tus fracasos, tu madrugadas, tus intentos, tus sacrificios, tus deudas, el sacrificio de tu familia a la basura solo por qué no funcionó a la primera, a la segunda o a la tercera.

Si tus sueños o anhelos son grandes, no puedes darte por vencido solo por que el éxito no se dió de la noche a la mañana. Todo lleva su tiempo, no te desesperes, no puedes ver resultados positivos si no haces cambios en tu vida personal, muchos desean ver sus estados financieros en números azules pero no hacen lo suficiente para lograrlo. ¿Qué debes hacer? No existe un libro que te mencione paso a paso cómo ser exitoso. Para ser exitoso debes estudiar tu propia realidad y así moldear tu camino al éxito segùn tus propias circunstancias.

El año 2018 fué uno de los años que me puso a prueba en todo, cuando me refiero “todo” es todo. Mi familia, mi trabajo, mi emprendimiento, todo se estaba demoliendo, era como una tormenta que me arrebataba todo lo que había construido en 4 años, lo intenté hasta que ya no pude más. ¡Lo perdía todo! Tomé varias capacitaciones de manera online, de mercadeo, finanzas, motivación, entre otras y nada resultaba. Hasta que entendí, que la vida nos pule hasta que brillemos y entendí que todo lo que estaba pasando era parte de la transformación como si yo fuera una oruga y me estuviera convirtiendo en mariposa.

Situaciones económicas se vinieron encima, deudas atrasadas, pleitos por dinero en el hogar, una madre triste porque no podía darle el 100% del amor a su pequeña hija solo por que la culpa del fracaso la consumía, los emprendimientos se derrumbaban frente a mis narices y por más que intentaba quitar escombros no podía con todo, pero lo que me hacía más daño era la opiniòn de aquellos que decían ser mis amigos… y lloré como nunca, fué un año donde no tenía salida, cualquier ruta que tomara me llevaba al mismo lugar y me consumía la tristeza. Muchas veces oré a Dios, muchas veces doblé rodillas…¡No tenía respuesta! ¡No entendía nada!

… ¿volver a trabajar? ¿Tener un jefe? ¡No! Eso no es lo mío pero ¿Qué estás dispuesta a realizar por alcanzar tus metas? Trabajar es una buena opción, tienes un ingresos fijo, trabajas en tus emprendimientos días libres, pagas tus deudas y disfrutas de tu familia. ¡Trabaja por un tiempo definido! Ok, que buena idea, asì lo hice y actualmente es lo que hago.

Ahora mi vida está buscando el punto de equilibrio, no ha sido fàcil vivir lejos de tu familia, no ha sido fàcil…¡Estoy en plena batalla!

Si tus sueños son grandes, trabaja el doble, no está mal trabajar para una empresa y emprender. Mientras trabajas construyes tu imperio y mientras construyes tu imperio, tienes un ingreso fijo que mantiene a tu hij(a).

Estoy dispuesta a seguir con la revista, brindando asesorías, estoy dispuesta a ser la mejor porque asì lo creo y asì será. ¿Que estás haciendo por lo que deseas?

-Caro Morales.

 


Asesora en Imagen, directora de la Revista Changes, Mompreneur, Conferencista nacional e internacional, Asesorías para hombre y mujer, Personal Shopper y Capacitaciones Empresariales.