No vendas lo que quieres vender

Suena un poco extraño el título de este artículo ¿Cierto?

La realidad que muchos dueños de negocio, emprendedores desconocen, es que, no tenemos que vender lo que nosotros queremos vender, si no vender lo que nuestro cliente necesita.

¿Cambia bastante la perspectiva?

Cuando estamos tratando de vender algo bajo la perspectiva de lo que nos parece lo mejor y lo ofrecemos a nuestro estilo y creencias, es probable que nos topemos con una dura pared que nos impedirá vender como queremos.

Es por lo anterior que uno de los primeros pasos que debemos tener en cuenta para aumentar las ventas de nuestro negocio es revisar el mercado, investigar cómo hablan nuestros clientes, qué expresan, cuál es su dolor, incomodidad o problema más grande, o puede ser su deseo más grande, cómo se quiere sentir nuestro cliente.

En el momento que identifiquemos esos puntos tan importantes, que ya nuestros clientes potenciales han expresado en diferentes medios como las redes sociales por ejemplo, y que podemos suplir con el producto o servicio que ofrecemos, empezamos a enfocar la forma en que nos comunicamos con los clientes potenciales, en su propio idioma.

No tenemos que inventar el agua tibia. La información está ahí, en internet. Recuerda que las personas reaccionamos positivamente cuando sentimos que una contraparte quiere ayudarnos, apoyarnos o solucionar algo que nos incomoda.

Cambia la forma en que miras las necesidades del cliente. Si nunca has pensado en eso es hora de hacerlo para mejorar las ventas de tu negocio y llevarlo al éxito.

Ana  Alfaro

Emprendedora y mentora de emprendedores, Licda. En Contaduría Pública

Fundadora de You Pura Vida