El pan es uno de los alimentos predilectos y el “pecado” de muchos, es muy común dejar de comer pan porque supuestamente “engorda”; por eso les daré consejos para elegir un pan saludable de calidad.

Definitivamente ya no es tan fácil como solo buscar uno que sea “oscuro” que diga integral o que diga “x” número de granos o semillas adicionadas; incluso hoy en día es normal encontrar “pan integral” adicionado con los famosos “súper alimentos” o usar palabras de “moda” como: “con chía”, “con aceite de oliva”, o “sin gluten”, tal vez colocar “artesanal” o “granos ancestrales”.

Así que olviden la propaganda del empaque, recuerda leer etiquetas siempre. Lamentablemente, el 90 % de los panes que abundan en los supermercados son falsos panes integrales, la mayoría de ellos están hechos de harina blanca con un toque de salvado para darle ese color oscuro típico en un pan supuestamente integral.

Evita a toda costa, que en sus ingredientes aparezca:

  • Harina blanca o adicionada.
  • Azúcar.
  • Jarabe de fructosa, arroz, malta, maíz de alta fructosa, etc. (es uno de los edulcorantes más utilizados en la industria de alimentos ya que favorece que los panes duren más tiempo sin ponerse duros, pero esto solo nos refleja que será un producto menos fresco, casero y nutritivo)
  • Aceite de soya o aceite vegetal parcialmente hidrogenado (Grasas trans)

A modo resumen, a la hora de elegir un pan integral tendríamos que tener en cuenta estos puntos:

  • No fijarnos únicamente en el nombre. Que diga “alto en fibra” o “multicereales”, no significa que sea integral. Tenemos que analizar de qué está hecho, es decir su composición y buscar la palabra harina integral como principal ingrediente (el primero o de los tres primeros en la lista de ingredientes).
  • Si en la etiqueta indica “harina integral”, mira el porcentaje que tiene. Serán preferibles los que tengan un porcentaje del 75% o mayor.
  • Recuerda, que los ingredientes van enumerados en orden según la cantidad que haya en ese alimento. Si es integral, el primer ingrediente tendrá que ser harina integral. (Lo más común en alimentos que parecen integrales pero no lo son es: harina refinada + salvado.)
  • Si dentro de la lista de ingredientes, incluye semillas mucho mejor, entre más denso (más aporte nutricional en menos cantidad de producto), hará que sea uno de mejor calidad, mejorando la digestión y tu energía en el día.

TIP ESPECIAL: entre menos dure quiere decir que es verdaderamente un pan saludable. Tu rebanada debe contener al menos de 2 a 3 gramos. de fibra por rebanada.

Autora de la columna:

Dra Yajaira Jimenez