Si llegas al súper con una idea y sales con un carrito repleto, basta seguir unos sencillos consejos para ahorrar dinero, que puedes destinar a otro aspecto de tu vida.

1. Hacer una lista.
Haz una lista de compras antes de salir de casa, revisa cuáles son los productos que realmente hacen falta y aférrate a la lista. Cuando ya tengas la lista revísala de nuevo asegurándote de tener lo necesario, ¿Vas a necesitar tantos snacks? ¿Vas a llegar a consumir todos esos productos frescos antes de su fecha de vencimiento?

2. Planifica las comidas.
Ya sea que compres por semana, quincena o por mes, trata de planear el menú que prepararás para esos días y así llevar sólo los ingredientes necesarios. Muchas de nosotras cometemos el error de decir: “En la tienda pienso qué cocinar”, y de esta forma gastamos más porque terminamos comprando más alimentos que podrían desperdiciarse.

3. Comprar después de comer.
Ir de comprar satisfecho, esto hará ahorrar más de lo que crees, ya que te limitará a comprar lo que está en la lista, pero si vas con hambre seguramente terminarás llevando dulces, snacks o más comida de la que requieres.

4. Olvídate del carrito (si puedes).
Si no vas a comprar más de una decena de productos no muy pesados elige por la canasta de mano, ¿Por qué? Los grandes carros te incentivan a llenarlos de cosas. En cambio, al agregar productos a la cesta, sentís el peso de cada uno: una canasta pesada puede funcionar como un alerta ante productos innecesarios.

5. Ve de comprar sin niños.
Quizá es un consejo un tanto radical o no puedas llevarlo a cabo con regularidad, pero si en verdad quieres ahorrar, es mejor ir de compras sin los pequeños. Y es que queramos o no, los niños son imanes de productos innecesarios al ser más vulnerables a mercadeo que al final se ven reflejados en la cuenta.

Y tú: ¿Qué otros consejos sigues para ahorrar en el súper?

Finanzas Sanas Vida Feliz

Yilliam Guevara

Finanzas Sanas Vida Feliz

Tel: 6254-5127

finan.sanas@gmail.com