Si está construyendo o planea remodelar, además de poner esmero en las áreas sociales, es importante que dedique tiempo para elegir los acabados y aprovechar al máximo el presupuesto para los baños. Estos espacios pueden ser un deleite o un dolor de cabeza para los ocupantes de la casa y dejar excelentes o reservados comentarios sobre el baño de visitas.

Lo primero es adecuar los acabados del baño al estilo del resto de la casa, independientemente de cual sea este, lo ideal es elegir dos revestimientos de manera que uno sea llamativo por textura y formato pequeño o estrecho, un segundo revestimiento que contrasta por formato mediano/grande, de menor protagonismo y en el caso de baños amplios un tercer enchape sencillo de formato similar al segundo. Estos materiales deben ser armónicos entre sí, generalmente el fabricante los distribuye con ese planeamiento.

Respecto a mobiliario, lo mejor es adecuarlo a las necesidades de almacenamiento, dejando espacios abiertos para paños, y gavetas o puertas de fácil acceso para objetos de limpieza o aseo personal. La tendencia actual son los muebles suspendidos en pared lo que tiene la ventaja de evitar la humedad proveniente del piso, es útil además guardar los objetos por categorías en cestas pequeñas que podamos sacar y guardar fácilmente.

El baño al ser un espacio con abundante uso de agua, es relacionado con lo natural, los detalles en piedra, madera y frescos son ideales además tienden a dar amplitud visual.

La funcionalidad debe caber dentro del planeamiento de diseño de cualquier espacio, es cuestión de hacer las compras de objetos, muebles y acabados siguiendo el plan que tengamos para obtener el look deseado.

La autora de la columna es:

Gloriana Rojas Araya
Diseñadora de interiores
84 31 43 88