Todas hemos escuchado que el ahorro es importante sin embargo casi nadie nos comparte sus secretos, sus tips. Yo después de pasar necesidades económicas tuve que ingeniármelas para poder subsistir. Ahora no me avergüenzo de todo lo que pasé, sé que Dios, la vida o el universo me dieron algunas lecciones por algún motivo en especial.

Después de todo, ahora soy más consiente y valoro mi dinero. Desde pequeñas nos dicen que el dinero es malo, que el dinero genera problemas, que el dinero, que el dinero. Debemos aprender a ser consientes  y a analizar nuestra propia realidad,podemos recibir  mucho o poco que si no tenemos hábitos saludables con nuestro dinero ¡Siempre viviremos en miseria!

De mujer a mujer, te comparto unos consejos que me han ayudado a que me sobre el dinero:

1- Comprar productos crudos: ¿ A que me refiero con comprar productos crudos? En mi caso dejé de comprar garbanzos, verduras, frijoles… enlatados. Ahora compro paquetes que me rinden para más de dos cocinadas, además que la calidad y el sabor de los alimentos es incomparable.

2- Cocino todos los días en casa: En un fin de semana podemos gastar aproximadamente toda la familia ¢30.000 colones, con eso ahora compro ingredientes para hacer un almuerzo saludable y rico en casa, puede sobrar producto que luego utilizaré para otra receta o cualquier otra comida.

3- Paseos al aire libre: Que bonito es ir al cine, al mall, a un centro comercial… sin embargo caemos en el consumismo, algo nos atrae sin preguntarnos si lo necesitamos, vamos como hipnotizadas y lo compramos. Rótulos de colores llamativos haciendo química con nuestros hijos para que como madres alcahuetas vayamos y compremos. Jugar en el parque, salir a caminar, hacer una actividad que no sea cerca de centros comerciales, es un alivio para mi bolsillo.

4- Hacer las compras una vez a la semana, quincenal o mensual:   Hacer una lista de los productos que consumimos y llevarla al supermercado a la hora de la compra, hará que nos limitemos a comprar únicamente lo que necesitamos. Esa jarra, ese adorno, ese juguete… ¿Lo quieres o lo necesitas? Yo soy enemiga de la acumulación de objetos inútiles.

 

Aplica estos consejos por un mes y me comentas si ves una diferencia en tu presupuesto o flujo de efectivo.

 

Caro Morales