Los bowls se han puesto de moda, con ellos podemos incluir en nuestra alimentación ingredientes frescos y llenos de nutrientes, donde las combinaciones son infinitas. Esta vez la receta se basa en una combinación de proteína vegetal más frutas y grasa saludable, una de las tantas mezclas que podemos realizar y que te brindarán bastante saciedad.  El ingrediente estrella de la receta es la quinoa:

  • Un pseudocereal (se prepara y se consume similar a los cereales) pero pertenece a la familia de la remolacha, espinacas y acelgas. es un alimento muy práctico en la cocina y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) lo considera como un alimento con “alto valor nutritivo”.
  • Es fuente de proteína vegetal completa (se considera una fuente adecuada de todos los aminoácidos esenciales).
  • Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.
  • Es buena fuente de manganeso, fósforo, cobre, magnesio, fibra, ácido fólico y zinc.
  • Se puede incluir en una alimentación libre de gluten.
  • En su estado natural contiene saponinas (toxinas de sabor amargo), las cuales se eliminan fácilmente enjuagando con agua fría la quinoa previo a la cocción, aunque algunas ya se encuentran prelavadas siendo no necesario este paso.
  • Para la cocción se debe utilizar el doble de agua que de quinoa (por ejemplo: una taza de agua por media taza de quinoa).

 

 

Ahora que conocemos un poco más sobre la quinoa les comparto que para la receta se requiere:

  • ½ taza de quinoa cocida
  • 1 taza de frutas: moras, kiwi, piña
  • ½ taza de bebida vegetal de almendras sin azúcar añadida
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 sobre de sustituto de azúcar de su preferencia
  • ½ cucharadita de vainilla
  • 2 cucharadas de almendras fileteadas

Preparación: 

  1. Lavar la quinoa.
  2. Hervir la quinoa por 2 minutos y dejarla a fuego medio durante 15 minutos.
  3. Colocar la quinoa cocida en un recipiente hondo.
  4. Agregar 1/2 taza de leche de almendras con media cucharadita de vainilla, 1 cucharadita de canela en polvo y el sustituto de azúcar si lo desea endulzar un poco.
  5. Revolver los ingredientes.
  6. Lavar y cortar en trozos la piña y el kiwi y dejar las moras enteras.
  7. Colocar las frutas a su gusto y añadir las almendras fileteadas.

Las frutas las puedes variar según tus gustos y preferencias.

Espero que disfrutes de este nutritivo, saciante y delicioso bowl.

La autora de la columna es:

Dra.Stephanie Monge Gómez

Email: nutricionsmg@gmail.com