Tengo muchas entradas guardadas en borrador por que mi seguridad a veces falla, en algunas hablo de amor, motivación y emprendimiento. ¡Solo yo sé! cuando estoy muy triste o muy feliz simplemente escribo.

Hoy me animé a escribir unas lineas porque quiero felicitarte, por que quiero decirte que eres una mujer  valiente que a como puedes te vistes de seguridad, seriedad, confianza y optimismo.

¿A veces no sientes el deseo de dejar todo tirado por que no soportas más los señalamientos? te cuento que yo sí y lo he pensado muchas veces y estoy segura que vos también has pensado lo mismo.

Hoy, es un día en que mis pensamientos negativos se enfocaron en lastimarme sobre todo  cuando la gente empezó a señalarme. Cuando decidí emprender, no vi más allá de todo lo que emprender conlleva, aún así me lancé, 4 años después estoy tratando de resolver algunos problemas, cuando estaba a punto de llorar y encerrarme en mi tristeza, me harté y decidí que nada de lo que la gente me dijera me iba a herir, por que reconozco que al solamente intentarlo, ya soy valiente. ( Debo ser mi propia fan)

Las emprendedoras de verdad, somos unas románticas y apasionadas con nuestro proyecto, somos algunas capaces de trabajar hasta en áreas que no nos gusta y aprendemos con el paso del tiempo que nada en está vida es realmente fácil y que se requiere de mucho esfuerzo, coraje y sobre todo disciplina.

Mientras trabajamos en un empleo de 8 horas, llegamos a casa cansadas, atendemos a nuestras familias y si queda tiempo, nos enfocamos en pulir un plan de negocios, un plan de marketing, por que sí, por que  a como podemos nos capacitamos, por eso, hoy te digo que no te desanimes, hasta los mejores padres han fallado, en las biografías de los exitosos no leerás que construyeron todo de la noche a la mañana y así sucede con muchas cosas.

Si estás pensando en tirar la toalla no lo hagas, te lo digo por experiencia. Yo una vez lo hice y ahora me duele tanto no haber luchado lo suficiente, por que emprender es como el amor, tenemos que acariar, dar detalles, hacerse sentir y estar presente todos los días.

Si amas tu proyecto, tu meta, tu idea, tu sueño, no permitas que otros que no han intentado nada más que recibir un salario y gastarlo en pasivos te haga creer que lo que haces no funciona, solo vos sabes lo que te ha costado estar en ese escalón de la vida y solo vos sabes los sacrificios que has hecho por apostar todo por tu proyecto. Aprende de cada experiencia y hazte fan # 1 de ti misma.

Que este 2020 sea tu mejor año.