Emprendedor que decida ser la cara humana de su empresa le otorgará una diferenciación poderosa. Estamos saturados de productos y servicios que se parecen unos a otros, si el cliente ve una cara humana conectará emocionalmente con la marca de tu negocio y te recordará a ti (tu nombre) cada vez que necesite o recomiende la solución que tú ofreces de manera única. Es cuando habrás logrado sobresalir con tu marca personal.